2.6.07

ICARO & FÉNIX

Expongo estos dos cuadros juntos porque en principio constituían uno solo. La idea original era interpretar el ascenso a los cielos, el clímax del vuelo y la caída al mar de este personaje mitológico. Elegí tres formatos verticales para acentuar el efecto tanto de ascensión como de caída.

Realicé primero el momento del clímax del vuelo, cuando Icaro se acerca demasiado al sol, ya que era el eje central y el momento álgido tanto del vuelo como de la obra (ya que iba en el centro de la composición). El caso es que cuando acabé la obra y la vi completa me di cuenta que el formato general (con las tres piezas juntas) había perdido mucha de esa fuerza que le daba la estructura vertical (ahora se acercaba mucho a un cuadrado).

Opté por dejar como obra completa sólo el cuadro central, ya que por sí mismo, transmitía todo el dramatismo y tensión de este momento mitológico, "El vuelo de Icaro". Como curiosidad, y aunque no se aprecia aquí, pues hay que verlo de cerca, en la zona del verde grisácea del cuadro que correspondería a las alas, apliqué encaústica (cera líquida) ya que según la leyenda, la caída fue resultado de que al acercarse al sol, la cera con la que Icaro tenía unidas las plumas de sus alas, se derritió.

Aún así, pensé que las otras dos piezas no las podía desechar, porque funcionaban muy bien, y al observarlas una al lado de la otra lo primero que se me vino a la cabeza fue el resurgir de las cenizas y la vuelta a sucumbir en ellas del Ave Fénix.

Así que al final me encontré con dos obras en vez de una (un "dos por uno", jeje!).

Los materiales en ambos cuadros son acrílico, óleo al agua y encaústica sobre lienzo.

1 comentario:

rex_obeorn dijo...

Yo soy el feliz poseedor del resurgir del fenix, y la verdad es que me alegro enormemente de la decision de dividir la obra, que mi casa es muy chiquitita :) . Saludos.